Comentarios críticos a la prohibición de las drogas desde una perspectiva construccionista

Andrés Fisher

Resumen


El construccionismo social es una perspectiva heterogénea de discursos de carácter relativista que en las últimas décadas ha supuesto unas matizaciones epistemológicas vitales en las ciencias sociales. Extendido horizontalmente a través de ellas, su rango de acción llega incluso a las ciencias naturales, en lo que Tomás Ibáñez ha llamado la galaxia construccionista.
Generado desde diversas fuentes, el construccionismo hace suyos conceptos como la naturaleza social e histórica del conocimiento incluso el producido por las ciencias, el necesario vínculo de lo observado con el observador y la crítica a la idea de lenguaje y conocimiento como representación, esto es, como espejo de la realidad.
De esta forma, el construccionismo ha supuesto una crítica a las pretensiones hegemónicas del positivismo y a su intento generatriz de leyes de alcance universal, elemento básico del método científico. Su plausibilidad en las ciencias sociales se ha cuestionado a fondo al tiempo que se les reconoce a estas su entidad discursiva.
Supone el construccionismo entonces, un elemento fundacional de la episteme postmoderna, con sus nociones relativas de verdad y belleza y en la que una forma dada de comprensión prevalece sobre otra no tanto en cuanto a su validez empírica sino en lo que respecta a la interacción de los procesos sociales.
La prohibición de las drogas es una construcción sociohistórica que alteró significativamente el ámbito en el que se desarrolla una conducta que tiene raíces inmemoriales como es la del hombre y su uso de las sustancias psicotrópicas.
Generada—y producto—de unas circunstancias culturales e ideológicas específicas, desde el comienzo se ha sustentado sobre el prestigio social de la ciencia, cuyos vínculos con la autoridad institucional han facilitado la tarea.
Se ha mantenido el discurso prohibicionista impermeable al giro epistemológico al que nos referimos y no ha variado sus pretensiones absolutistas en cuanto a la posesión de una verdad incuestionable, que además debe ser extendida e impuesta a la sociedad.
En este artículo esbozaremos desde un punto de vista construccionista, algunas de las debilidades epistemológicas del discurso prohibicionista así como las disfunciones de la estructura social por el generada, que no es ni la única posible ni la mas deseable.

Palabras clave


drogas, prohibición, construccionismo social

Texto completo:

ARTÍCULO